Entradas

Moral mitológica

Es sorprendente encontrar a personas que, a pesar de decir ser ateas o agnósticas, no han superado una especie de moral de tipo mitológica (o premitológica) basada en la existencia de un infierno o un paraíso. Es decir, aquellas que exijen una necesidad necia de reconocimiento, prestigio o fama, como el cielo por un lado, y por el otro de un miedo a no recibirlos y entender esto último como un castigo infernal.

Casa de Naipes

Disfracemos aquellos molestos momentos con trajes de felicidad, ocultemos sus hirientes rostros, por otros gozosos que disfrutemos. Hipócritas maneras de la moral social. Eludamos la lastimosa crítica, hablemos con un vibrante y portentoso vocabulario repleto de eufemismos. Que sí tenemos un comentario desagradable sobre cualquier cosa, nos lo guardemos para nuestros adentros, sin importar que sean terriblemente ciertos o se encuentren repletos de rencores pútridos, verdaderos. Tratemos con pinzitas a aquellos débiles, pobres, desafortunados, parias, enfermos, aquellos indignos de nuestros destinos, ¡Oh nuestros destinos!, ¡Oh nosotros los bendecidos de esta perdida sociedad!

El Autómata Español del Siglo XVI que perturbó al Smithsonian

Imagen
Robert Darnton en las conclusiones de su gran libro La matanza de gatos y otros episodios en la historia de la cultura francesa, al cuestionarse si a través de la historia de la mentalidades[1] se pueden reunir los mundos simbólicos que desaparecieron hace siglos (el objetivo de su libro), nos ofrece una valiosa sugerencia para hacer contacto con la otredad cultural:"buscar las partes obscuras de los textos". Aquello que aparezca ante nosotros como algo desconcertante, inconcebible, increíble, casi ajeno. Puesto que ahí  esta una clave para esta propuesta que intenta aunar Antropología e Historia. Ahí "podemos haber descubierto un punto válido de ingreso a una mentalidad extraña" (Darnton, 1984:266). La pregunta que surge es ¿Cómo sabemos que ese peculiaridad extraña era un punto relevante en otra cultura y no sólo es una "nota de idiosincrasia individual"?. El propio Darnton dice que este asunto lo deja intranquilo y más adelante en sus conclusiones no…

Nodo Global 2: London Burning

Imagen
Londres, Inglaterra. Clasificación: Alfa++ Hay solo dos ciudades en el mundo que pueden legítimamente (si es que podemos usar esa palabra para describir una vulgar lucha financiera) competir por el título de nodo global principal de la ciudad global. No es difícil adivinar sus nombres; una pista, ambas son las ciudades principales de los anglo-saxons: Nueva York, y la capital de la llamada perfida albión: Londres. Dejemos la nota sobre la sede de wall street para otra entrada y concentremos en la sede de la City. Después de todo, sin esta no existiría aquella.
Es la capital financiera más antigua del mundo moderno, y quizá vuelva a recuperar pronto con plenitud (brevemente, desde luego) su categoría de "centro y capital del mundo" (recuérdese que desde ahí se mide el mismísimo tiempo con los usos horarios), título que su ingrata hija jankee, osó quitarle durante casi todo el siglo XX. Y a pesar de ostentar ese título, la verdad es que esta capital, ha sufrido lo mismo o má…

Party-cipation

Imagen
El uso y sobreuso del término participación en arquitectura proviene principalmente de la política. Por ello es notorio percibir en ella el considerable abuso que ha sufrido en el ámbito político común, el del discurso panfletero, ahí donde suele ser espetada o invocada a la menor provocación, como una especie de conjuro (quizá debido simplemente a su sonoridad) porque pareciera poder trasmitir mágicamente a las masas un discurso políticamente correcto, infaliblemente convencedor. Este equívoco lleva a una de las peores degeneraciones del término: aquella que la concibe como una utopía feliz. Es esta miope consideración la que suele permear con facilidad ciertos espacios académicos. El discurso profundo de la participación en arquitectura y urbanismo consiste precisamente en lo contrario: en abrir las múltiples cajas de pandora de las realidades urbanas y abrirse a reconocer en ellas los conflictos existentes, agrestes, difíciles de abordar, desordenados e inordenables, sin considerar…

Arquitectura y autoritarismo

Las grandes obras "modelo" de arquitectura y urbanismo suelen estar acompañadas de un control político autoritario, sobre todo las que suelen convertirse en los ejemplos más paradigmáticos. No es casual que los arquitectos del llamado "star system" reconozcan que prefieren trabajar en países de regímenes represivos, ya sean China, las dictaduras de Asia Central, los petroreinos del golfo pérsico o cualquier gran corporación trasnacional, todos estos sistemas afines. Es asi que los clientes favoritos por estos arquitectos suelen ser Dictadores, Reyes o en su defecto las cabezas de las corporaciones todopoderosas. Aunque, desde luego, el Estado modelo de las democracias occidentales ha sido uno de los principales benefactores en la promoción de obras impuestas (no en pocas veces a la fuerza) en aras de un supuesto "bien común".
La ambiciosa táctica (que no plan) de Haussmann que transformó París, modelo del urbanismo moderno, ¿Podría haberse realizado en un …

Futurama o la utopía del automóvil.

Futurama, una visión de la ciudad del futuro en la feria universal de Nueva York de 1939.